los cineastas

El tiempo, a menudo, es cruel con los cineastas. Son pocas las trayectorias marcadas por la continuidad o la regularidad en una tarea profesional donde los altibajos resultan tan frecuentes como incontrolables por parte de quienes los padecen. Al igual que los intérpretes1, los directores pueden estar en la cresta de la ola durante un período y comprobar, algunos años después, lo efímero de su éxito o su reconocimiento crítico. El teléfono también deja de sonar para ellos y su nombre sólo es motivo de recuerdos, retrospectivas y estudios académicos. Ese silencio, ese quedarse al margen en contra de la propia voluntad, resulta más o menos cruel según las circunstancias y el talante del individuo. Algunos se adaptan, otros se rebelan, unos pocos aprovechan la ocasión para reflexionar con sentido crítico acerca de lo realizado, muchos se sienten perseguidos por los más variados enemigos, confabulados para negarles lo que les corresponde... Las reacciones son múltiples, también las consecuencias derivadas de las mismas. Frustración, desesperanza, escepticismo, paranoia... forman parte de las experiencias de quienes se enfrentan a este difícil reto. Superarlo o llevarlo con dignidad distingue a unos pocos, capaces incluso de enriquecerse gracias a un trance casi siempre amargo.Antonio Ríos Carratalá, 2007)

miércoles, 20 de agosto de 2014

Antonio Artero


Antonio Artero
30 de abril de 1936 nace en Zaragoza (Aragón, España), en una familia anarquista, el ensayista y cineasta libertario Antonio Artero Coduras. Vino al mundo en la prisión de la capital aragonesa, donde su madre, una repartidora de pan que acababa de enviudar, estaba cerrada. Sin terminar el bachillerato, empezó a trabajar de botones en varios lugares (una oficina, los laboratorios Ártica de papillas, en el Banco de Bilbao) y en otros trabajos, al tiempo que ejerció la crítica en una radio zaragozana. En estos años hizo algunos cortometrajes de denuncia y formó parte de la bohemia artística e intelectual de la capital aragonesa, colaborando en la revista ansia , participando en el Club Cinemundo, en el grupo teatro de cámara «La Cigarral», en las tertulias de los cafés Baviera y Niké, etc En esta época fue íntimo amigo del realizador José Luis Pomarón, el cual le enseñó los secretos de la técnica cinematográfica, y del poeta Miguel Labordeta. 

Para acceder a la película pinchar sobre el titulo

1980



1990






Gracias por visitar Nuestros  blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario